Logo educarchile

El compromiso de la comunidad educativa puede ayudar a detener el ciberacoso escolar

Las denuncias en nuestro país por ciberacoso van en aumento, siendo las mujeres las más afectadas. De ahí la importancia que los docentes, estudiantes, directivos, y otros miembros de las comunidades educativas, se comprometan a trabajar por una convivencia escolar que ayude a frenar este tipo de maltrato.

Todos los adultos recordamos haber presenciado o sido víctimas de algún episodio de acoso escolar en nuestra escuela o liceo. Hoy, nuestros niños y jóvenes viven el maltrato también en Internet, redes sociales, y dispositivos digitales, lo que se ha definido en inglés como cyberbullying.

En español, se habla de ciberacoso, y se entiende que es la intimidación o humillación psicológica, hostigamiento, agresión, acoso y/o amenaza intencional que se produce entre pares, reiterada y/o sostenida en el tiempo, utilizando como medio algún tipo de tecnología. Dentro de sus características está el que trasciende las paredes de la escuela, pudiendo darse en cualquier momento, lugar y hora. Además, es masivo, porque puede ser presenciado por un público numeroso.

Este 14 de marzo por primera vez nuestro país celebrará el Día contra el Ciberacoso, una medida impulsada por el Ministerio de Educación (Mineduc), a través de la Mesa de trabajo Convivencia Escolar 2019, para que los establecimientos tomen conciencia de la seriedad del problema.

Un informe de la Superintendencia de Educación sobre acoso escolar en redes sociales que analizó el cyberbullying en escuelas y liceos chilenos durante 2016, 2017, y 2018, determinó que en esos años aumentaron las denuncias recibidas por ciberacoso en un 56%. Además, se estableció que del total de denuncias, un 82% fueron hechas por mujeres.

¿Qué puede hacer un docente?

Soledad Garcés, profesora UC especialista en tecnologías educativas y Directora del Programa Convivencia Digital, indica que los docentes tienen un rol fundamental a la hora de detectar una situación de ciberacoso. Subraya que “observar, conversar y siempre acoger es el principal aporte del profesor, sin juzgar ni criticar”.

Alguna señales que pueden dar cuenta de que un estudiante está sufriendo de ciberacoso tienen que ver con evidenciar un ánimo ansioso o más nervioso de lo común, sufrir una baja en su rendimiento escolar y capacidad de concentración, cambios en la relación con los pares y en el uso de dispositivos como celulares o computadores.

“Sin embargo, en ocasiones, no se ven señales claras, por lo que es importante preguntarles regularmente, cómo están de manera cercana y empática”, sostiene la especialista.

Soledad Garcés, explica que en caso de recibir una denuncia, los profesores deben activar los protocolos y derivar el caso al equipo de Convivencia Escolar, que verá la mejor manera de apoyar al afectado. “En la medida de lo posible, el profesorado no debe involucrarse en la resolución del problema o en la investigación misma, sin que el Comité o Consejo escolar lo pida”, puntualiza.

Por otra parte, es útil que tanto docentes como líderes educativos, conozcan cómo se relacionan los niños y jóvenes a través del lenguaje digital. Por eso, te invitamos a leer el diccionario elaborado por el Mineduc, Ciberacoso en 100 palabras.

Soledad Garcés, especialista en convivencia escolar.

Colaboración de la comunidad escolar

Los estudiantes que son testigos del ciberacoso, es decir quienes no son víctimas ni victimarios, también pueden actuar para frenar situaciones de acoso. Su rol es clave, puesto que son capaces de poner paños fríos en un conflicto donde tanto víctimas como agresores, están involucrados afectivamente.

“En situaciones de agresión iniciales, los testigos pueden frenar en un alto porcentaje las agresiones. Además, ayudan a promover el buen ambiente y buen trato. Es importante entender, que el testigo no es el que acusa o el que denuncia. Es la persona capaz de pedir ayuda o bien, de mediar de alguna manera el conflicto”, precisa Soledad Garcés.

Asimismo, declarar como establecimiento que el ciberacoso es un desafío a resolver, contribuye a la mejora de la convivencia escolar. Si tu escuela o liceo quieren materializar ideas innovadoras que utilicen la creatividad para enfrentar el cyberbullying, pueden postular hasta el 1 de abril al fondo concursable InnovaConvivencia del Mineduc, que cuenta con un monto total de $400 millones para asignar a nivel nacional.

Ya lo sabes, ¡si todos colaboramos podremos lograr una buena convivencia escolar y construir una mejor sociedad! Si quieres profundizar en el tema, puedes auto-matricularte en el curso gratuito de educarchile, Ciberacoso. Comprendiendo el fenómeno desde un enfoque formativo, el cual comienza el 8 de mayo. Pincha aquí para más información.

información técnica

Fecha de modificación
14-mar-2019
Descripción breve
Las denuncias en nuestro país por ciberacoso van en aumento, siendo las mujeres las más afectadas. De ahí la importancia que los docentes, estudiantes, directivos, y otros miembros de las comunidades educativas, se comprometan a trabajar por una convivencia escolar que ayude a frenar este tipo de maltrato.
Idioma
Español (ES)
Autor
educarchile
Clasificación Curricular
Nivel
Sector
Núcleo / Eje de aprendizaje
NO APLICA
NO APLICA
NO APLICA