Logo educarchile

Feedback para el aprendizaje

La retroalimentación tiene el potencial de apoyar el rendimiento académico, promoverla motivación, la autorregulación y la auto eficacia, permitiendo a los estudiantes acortar la brecha entre su desempeño actual y deseado.

¿Por qué el feedback es importante? 

Para entender el enorme efecto potencial del feedback, Hettie (1999, en Hettie y Timerley, 2007) realizó un meta análisis donde comparó el efecto de diversas estrategias educacionales en el desempeño académico de los estudiantes. Encontró que el efecto del feedback era casi tan alto como el efecto de la instrucción directa, la enseñanza recíproca y la capacidad cognitiva de los estudiantes, y mayor al efecto alcanzado por  los programas de aceleración, mandar tareas para la casa o la repetición de un año escolar. Al comparar diversas formas de feedback, concluyó que cuando éste es específico respecto a cómo mejorar un desempeño, su efecto era incluso mayor que dar premios o castigos. Pero si bien hay consenso en que el feedback es una de las herramientas más poderosas vinculadas al aprendizaje y al logro académico, su impacto puede ser tanto positivo como negativo (op. cit). En otras palabras, retroalimentando el desempeño de nuestros estudiantes podemos tanto fomentar como inhibir su aprendizaje. Entonces no basta con proveer feedback para que éste se transforme en un apoyo eficaz del rendimiento y el aprendizaje.

Estudios realizados por Higgins et al (2002) y Parikh (2001) sobre cómo los estudiantes reciben el feedback, han mostrado que su respuesta está influenciada por una variedad de factores, incluyendo la carga de trabajo, el contexto y momento en el que se da la retroalimentación y sobre todo la credibilidad que tiene del profesor el estudiante (Poulos y Mahony, 2008). Además, el grado en que un estudiante preste atención al feedback depende de lo que el estudiante espera recibir. Por ejemplo Nesbit y Burton (2006) y Wingate (2010) plantean que los estudiantes con bajo desempeño tienden a pensar que la retroalimentación recibida es injusta, lo que a su vez afecta la utilidad y la probabilidad de compromiso que desarrollan con el proceso. Incluso cuando los estudiantes están preparados para recibir la retroalimentación, la interpretación de los comentarios puede ser un desafío. Brown (2007) resumió que los estudiantes a menudo se informan de que algo está mal, pero no de cómo mejorarlo.

Diferentes tipos de feedback

Weaver (2006) identificó cuatro retroalimentaciones 'inútiles':
(1) comentarios demasiado generales o vagos
(2) comentarios carentes de orientación específica
(3) comentarios centrados en los aspectos negativos
(4) aquellos no relacionados con los criterios de evaluación.

Por el contrario, Nicol (2010) encontró que el feedback debe ser generado como un diálogo y no un monólogo. La retroalimentación efectiva es:
-rica en detalles
-adaptable a las necesidades de los estudiantes
-orientada a promover la reflexión.

Tomando en cuenta que proveer este tipo de retroalimentación toma tiempo, el método de retroalimentación que ha experimentado más crecimiento en los últimos años es el de la retroalimentación entre pares en las actividades de aprendizaje colaborativo. Si los estudiantes aprenden a retroalimentar efectivamente a sus compañeros (por ejemplo evitando la retroalimentación inútil y generando críticas formativas y sugerencias de mejoría) se potencia evidentemente la retroalimentación para el aprendizaje. Al mismo tiempo, recibir retroalimentación de los compañeros puede mejorarla confianza, la auto eficacia, y proporcionar la oportunidad para escuchar las opiniones de los demás (Asghar, 2010).

Para que la retroalimentación se transforme en una herramienta eficaz en el apoyo del aprendizaje, se requiere proporcionar feedback con ciertas características:

Pasos para dar feedbackpara el aprendizaje
(Traducido y adaptado de un documento desarrollado por Milwaukee PublicSchools, USA).

1. Leer o escuchar el trabajo: leer o escuchar el trabajo de comienzo a fin sin comentar en los errores. La idea es generar una apreciación global antes de decidir el área prioritaria para entregar feedback.

2. Crear una lista de aspectos a mejorar y elegir un foco: es necesario elegir de los aspectos a mejorar el más apremiante o vinculado con el proceso de enseñanza que está ocurriendo. Es importante ser específico. Por ejemplo si el trabajo es un artículo de opinión, no centrar el feedback en los errores gramaticales u ortográficos.

3. Escribir el feedback: usar expresiones del tipo 'Cómo podrías mejorar...' y recomiende o pida que 'piensa en un texto similar que hayas leído y que sirva como ejemplo para tu trabajo', o refiera a contenidos vistos en clases que sería útil revisar

4. Entrega del feedback: siempre comenzar resaltando algo que el estudiante hizo bien. Esto tiene dos propósitos: el primero es validar el trabajo del estudiante, reconociendo o identificando los aspectos destacables de su trabajo. Esto es esencial, ya que puede que el estudiante no haya reconocido ese aspecto valioso y lo haya logrado sin proponérselo. Lo segundo, es que al recibir un feedback positivo, estará emocionalmente mejor preparado para recibir una sugerencia de cambio.

Feedback 

Cuando el feedback es efectivo, el estudiante lo acepta para luego  confirmar, completar, rehacer o reestructurar su trabajo.

Finalmente, se presetan 20 consejos para dar feedback efectivo (traducido y adaptado de Reynolds, 2013).

1. Entregue retroalimentación educativa: proporcione a los estudiantes una explicación de lo que están haciendo correctamente y de forma incorrecta. El

información técnica

Fecha de modificación
15-ene-2018
Descripción Breve
La retroalimentación tiene el potencial de apoyar el rendimiento académico, promoverla motivación, la autorregulación y la auto eficacia, permitiendo a los estudiantes acortar la brecha entre su desempeño actual y deseado.
Sugerencia de Uso Educativo

Temas Relacionados
true
Idioma
Español (ES)
Autor
educarchile